Al presentar una publicación periódica intitulada Historia Indígena estamos, en el fondo, reconociendo que los nativos americanos son sujetos históricos, que existieron, se organizaron, desarrollaron tecnologías, levantaron asentamientos  - fluctuantes entre modestos rancheríos y complejas ciudades planificadas en sus más mínimos trazados -, vivieron en un mundo plagado de espíritus o de divinidades que alimentaban sus esperanzas y calmaban angustias. Hombres, mujeres y niños que, en fin, amaron, odiaron, disfrutaron y sufrieron penurias, expresando sus sentimientos de acuerdo a los ancestrales códigos éticos y morales que regían sus conductas individuales y sociales. Y, por sobre todo, que ellos aún existen; están presentes en nuestra cultura mestiza e insertos en una historia patria que vanamente intenta desconocer la heterogeneidad étnica de sus actores.

La publicación está bajo licencia Creative Commons Attribution License, que permite a terceros utilizar lo publicado siempre que hagan referencia al autor o autores del trabajo y a su publicación en esta revista.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.